Translate

domingo, 17 de enero de 2010

¿Quién es "Jaiti"?

       Estaba de guardia con un 1º de ESO. Era una clase variopinta en muchos sentidos y, desde luego, ruidosa. Tras intentar poner orden con más o menos fortuna reparé en un cartel en un tablón del aula.

       -Haití necesita tu ayuda; no la abandones -leí en voz alta, pero en aquella clase no pasó del susurro.

       En el IES nos habíamos movilizado ante tan grande desgracia. A todo el mundo le había conmocionado la noticia de este terremoto azotando, una vez más, a los más pobres. Más de cien mil muertos, heridos, desaparecidos. Hambre y desesperación en un lugar, de por sí, hambriento y desesperado. 

      Me uní a la conversación animada de unos chavales sobre bajos, baterías, acordes de guitarra... aunque, más bien, casi no intervine, escuché sobre todo y no muy tranquilo pues el silencio era maltratado por cualquier vanalidad y, de nuevo, a poner orden. Aparentemente, se enfrascaban en sus actividades; realmente, qué poco les duraba la compostura. Qué lento pasa el tiempo algunas veces...

      -¿Quién es "Jaiti"? -preguntó un alumno, como un bofetón.

     Tardé un rato en comprender hasta que recordé el cartel.  Entonces, intenté explicar quién era este personaje misterioso y qué le ocurría. Afortunadamente, otros chicos y chicas de la clase ayudaron, espontáneamente, en las explicaciones.

      Jaiti, quién es. Cuántos Jaitis. El olvido y el consiguiente abandono a su suerte son los más graves pecados de nuestra época. Qué pregunta más interesante y sincera hizo este alumno. Yo no la  hago; no sea que me tachen de..., pero, en el fondo, no tengo ni idea y no tengo que ir muy lejos para conocerlos. 

Dionisio Abenza López  

martes, 5 de enero de 2010

¿Feminismo=aborto?

    Estaba escuchando, absorto, casi en placentero sueño, "La catedral sumergida" de Debussy cuando de nuevo me he acordado de ti y la frase de una activista por los derechos de la mujer ha silenciado el piano... y como un ostinato sobre una escala pentatónica tocada con teclas negras me ha abierto los ojos y robado el sueño. En silencio -ya me preparo nuevamente para largas noches de insomnio- reescribo estas frases que copié de no sé dónde y no sé quién en Internet. Lo siento, espero no jorabar derechos de autor de nadie; aunque me estoy aprovechando de su trabajo es por una buena causa y sin ánimo de lucro.


“El aborto no corrige las desigualdades básicas, como la pobreza y la desigualdad salarial, sino que hace creer a una mujer que ella no puede tener un bebé. Es una trampa que abandona a la mujer tan pobre y oprimida como ya era, mientras los políticos proclaman haber abatido un obstáculo para los derechos de la mujer y los doctores se van a casa 250 dólares más ricos.” (Jane Thomas Bailey, militante feminista provida)



“A base de animar a la sociedad a considerar al hijo de una mujer como una especie de propiedad desechable, el aborto refuerza la imagen de la propia mujer como una propiedad disponible y como un objeto sexual reutilizable -un recurso sexual renovable. No es ninguna coincidencia que el mayor contribuyente financiero a la causa de los “derechos de aborto” sea la Fundación Playboy. Cuando el aborto está disponible para todas las mujeres, toda la responsabilidad masculina para el control de la fecundidad ha sido eliminado. Un hombre sólo necesita ofrecer a la mujer un dinero para un aborto y eso es todo: ninguna responsabilidad, ninguna relación, ningún compromiso. Y en eso estamos… ¡recicladas y utilizadas de nuevo!” (Cecilia Voss Koch, militante feminista)



“El aborto es lo último para abusar ilegítimamente de la mujer, el aborto es violarte hasta las entrañas.” (Alice Paul, 1885-1977, dirigió la campaña que dio lugar a la 19ª Enmienda de la Constitución de EEUU, que otorgó el derecho de voto a la mujer)



“Vendrá un tiempo en que una madre soltera no será despreciada debido a su maternidad… y en que el derecho de los nonatos a nacer no será negado o interferido.” (Sarah F. Norton, escritora y luchadora por los derechos de la mujer en EEUU en el siglo XIX)



“Cuando un hombre roba para satisfacer su hambre, podemos concluir con seguridad que hay algo que anda mal en la sociedad; igualmente cuando una mujer destruye la vida de su hijo no nacido, es evidente que, o bien por la educación o por las circunstancias, se le ha hecho un grave mal.” (Mattie Brinkerhoff, en el periódico feminista “La Revolución”, 1869)



“El aborto, en el análisis final, obra en provecho del macho explotador, no para la mujer. Proporciona un final a toda y cualquier obligación financiera, legal o social que viene con el parto al eliminar la posibilidad del nacimiento. El aborto proporciona la razón última a la hora de apremiar favores sexuales. Esto hace de la hembra un objeto sexual perpetuo y reutilizable. Cuando ocurre un embarazo no deseado, la hembra potencialmente es abandonada sin ningún apoyo social.” (Susan Maronek, activista de Feminists For Life)



“El aborto ignora la causa y trata el síntoma: en vez de sugerir una salida del aislamiento al que se enfrentan las madres, ofrece una salida de la maternidad.” (Nancy Randolph Pearcy, miembro del Instituto de Periodismo Mundial)






   Parece que el sueño se acurruca a mi lado y me coge la mano.






Dionisio Abenza López.

Entradas populares

Seguidores

Páginas vistas en total